jueves, 3 de diciembre de 2009

Benarés

Una imagen.
BENARÉS. EL VERTEDERO SAGRADO

Benarés (Varanasi) es la ciudad más sagrada para los creyentes hindúes. Según una vieja leyenda, fue fundada por el mismísimo dios Shiva. La veneración por esta ciudad puede ser muy antigua. Según los arqueólogos ya era un lugar de culto en el 3000 a.C. A lo largo de miles de años, este centro de devoción hinduista ha sobrevivido a los ataques y saqueos de los musulmanes que dominaron la India. Hoy es una ciudad de unos dos millones de habitantes. Aunque no es de las más pobladas de la India, si es de las más transitadas. Según los hinduistas, todo aquel que muera en Benarés queda liberado del penoso ciclo de reencarnaciones que espera a todo hindú tras la muerte. Los baños en el río Ganges se consideran purificadores y todo hindú debería visitar la ciudad al menos una vez en la vida. El problema es que la urbe no está preparada para recibir a la avalancha de devotos y turistas que cada año visitan la ciudad. Además, la enorme mortalidad de la ciudad (todos los moribundos desean morir allí por razones religiosas) y la gran cantidad de ceremonias crematorias de cadáveres, empeoran aún más la situación. La población de la India crece (más de 1.140 millones de personas), pero Benarés (Varanasi) sigue siendo la misma. La basura se acumula en los callejones de la ciudad vieja. Los restos de los cadáveres incinerados son arrojados al Ganges. Incluso, en muchos casos, familias pobres que no pueden pagar la ceremonia, arrojan el cadáver completo al río. El gobierno indio instaló hace años dos crematorios electricos para intentar solucionar el problema. Pero a los indios, muy tradicionales, no les ha atraído nada el invento. Todos los desagües de la ciudad acaban en el río sagrado. En época de monzón, las lluvias torrenciales provocan enormes inundaciones que arrastran como torrentes la basura de las calles hasta el río. En la ciudad viven miles de vacas que pasean a sus anchas por todos los sitios. La mayor parte son regalos de peregrinos a los templos, que acaban en libertad por falta de espacio. Estos animales se alimentan de la basura que encuentran. El nivel de contaminación del Ganges ha llegado a límites preocupantes. El porcentaje de productos químicos, plásticos y residuos orgánicos es insostenible. Según un estudio indo-japonés de las universidades de Osaka y Lucknow, si no se toman medidas a corto plazo el río acabará biológicamente muerto. El índice de cáncer de pancreas y de vesícula es uno de los mayores del mundo. El gobierno indio ya aprobó hace años un plan integral para la limpieza de su río sagrado. Pero es imposible luchar contra tradiciones muy arraigadas. Los indios siempre contestan con una frase tradicional a los extranjeros que observan atónitos sus costumbres: "Intenta comprender la India, pero no trates de juzgarla".
Imagen: Gath de Benarés. Autor: JM Suarez.

2 comentarios:

  1. Me gusta tu blog Antonio, son casitodo temas que me preocupan e interesan, y en los que siempre coincido con tus reflexiones. Le echaré un vistazo de vez en cuando.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Carlos. Siempre es muy agradable sentirse leído en un mundo con millones de blogueros.

    ResponderEliminar