viernes, 25 de diciembre de 2009

La figura histórica de Jesús de Nazaret. ¿Existió?

¿EXISTIÓ JESÚS DE NAZARET?

En estas fechas, todos conmemoran el nacimiento de Jesús con unas estupendas y merecidas fiestas, aunque con más o menos convencimiento respecto a lo que realmente sucedió. Según las diferentes iglesias cristianas que siguen los evangelios, Jesús de Nazaret nació en un pesebre en la localidad de Belén. Una gran estrella fugaz y un ángel que se apareció a un grupo de pastores, alertaron del fenómeno. Recibió la visita de tres reyes de oriente que le dejaron regalos lujosos y de multitud de pastores humildes que le llevaron alimentos. El problema reside en poder demostrar si toda esta historia es una leyenda o se corresponde con un personaje real. Cualquier historiador que intente plantearse seriamente la existencia histórica de Jesús al margen de los evangelios, puede sufrir serias consecuencias académicas (por ejemplo en las universidades de EEUU). Por tanto, sigue siendo un tema tabú.
El personaje de Jesús de Nazaret está muy mal documentado históricamente. A día de hoy no existen evidencias arqueológicas o históricas que respalden la existencia de Jesús de Nazaret. Para los historiadores cristianos esto se debe a la poca relevancia que el personaje alcanzó en vida, pero no invalida su existencia. No se tiene constancia de que Jesús escribiera nada, por tanto hay que buscar información en lo que escribieron los cristianos sobre él. El texto más antiguo es el llamado papiro P52, que muestra un fragmento del Evangelio según San Juán, y que data del 125 d.C. (aproximadamente un siglo después de su muerte). Además resulta imprescindible recordar que existen muchos evangelios y algunos no son aceptados por la Iglesia (apócrifos). Los cuatro aceptados (Mateo, Juan, Lucas y Marcos) se contradicen notablemente y dan datos históricos diferentes. Además fueron escritos con mucha posterioridad al posible suceso que cuentan. Por los datos que se extraen de los evangelios, debió nacer en torno al año 4 en Nazaret o en Belén. Las excavaciones realizadas en Nazaret no han encontrado asentamientos de importancia que se correspondan con esta época. Se hizo seguidor de un predicador llamado "Juan el Bautista" y creó su propio grupo de adeptos, entre los que había varias mujeres. Se convirtió en un predicador itinerante, hablando a la gente en lengua aramea, aunque es probable que conociera también el hebreo. La crítica de la doctrina judía establecida y el hecho de presentarse como el "Mesías", pudieron haberle granjeado muchos enemigos y haber precipitado su condena a muerte. El problema es que este perfil se corresponde con varios personajes que existieron en la zona en la misma época. Era un momento de enfrentamiento con el dominador romano y había multitud de predicadores y luchas intestinas entre diversas escuelas del judaísmo. El historiador judío Flavio Josefo (37-101) es la única referencia no cristiana. En su obra "Antigüedades Judías", escrita en torno al año 93, hace una referencia a Jesús. Pero el tono de exaltación del personaje, al que considera "Cristo", "hombre sabio" y "hacedor de milagros", no se corresponde con un autor que era un firme creyente en la religión judía. No es su estilo en absoluto. Hoy en día, la inmensa mayoría de los historiadores lo considera una "interpolación" (un añadido) realizada por un copista cristiano.
El cristianismo, como todas las religiones, absorbió elementos que se correspondían con creencias antiguas. El solsticio de invierno (22 de diciembre) era celebrado por multitud de civilizaciones. Al fin y al cabo era la noche más larga del año, y el inicio del lento crecimiento de la luz diurna hasta alcanzar el esplendor en el solsticio de verano. Se celebraba como el "nacimiento del Sol" y en Roma se convirtió en el "nacimiento de Mitra". Según la leyenda, Mitra nació en un pesebre, fue anunciado por una estrella y recibió la visita de unos magos que le llevaron regalos. En todo caso, felices fiestas a todos, sean las que sean.
Imágenes: Cristo Pantócrator. Santa Sofía (Estambul)
Natividad. Alberto Durero. 1509
Imagen del dios Mitra en un bajorrelieve de un sarcófago (siglo III).

No hay comentarios:

Publicar un comentario