lunes, 29 de noviembre de 2010

Geografía
"Vivir en el fin del Mundo"
SAINT PIERRE Y MIQUELON

Saint Pierre y Miquelon son dos pequeñas islas situadas al sur de Terranova, muy cerca de las costas canadienses. Es el único resto que le queda a Francia de su enorme imperio colonial norteamericano (Nueva Francia fue ocupado por los ingleses y hoy es Quebec, Luisiana fue vendida por Napoleón a Estados Unidos). Este pequeño archipiélago es por tanto, el último rastro de otra época. Estas islas fueron frecuentadas por primera vez por balleneros vascos en el siglo XVI. Desde entonces, la unión sentimental entre vascos y estas islas no ha desaparecido. Los franceses las ocuparon a principios del mismo siglo. Normandos, bretones y vascos fueron los primeros pobladores. Gran Bretaña arrebató las islitas a los franceses en numerosas ocasiones, pero siempre acababan volviendo a Francia, por la voluntad de la propia población. Durante la Segunda Guerra Mundial, fueron uno de los primeros territorios liberados por la "Francia Libre" de De Gaulle. Los habitantes están muy orgullosos de su nacionalidad francesa, incluso una parte de las islas fue cubierta con tierra traída desde Francia en barco.

Todo el archipiélago tiene una superficie de 242 kilómetros cuadrados, habitados por unas 7000 personas. La vida en las islas es muy dura. El clima se caracteriza por las lluvias y el viento. En invierno las nevadas y el hielo les dejan incomunicados. La antigua dedicación a la pesca continúa, ya que están muy cerca de uno de los caladeros más ricos del Mundo (caladero pesquero de la península del Labrador). A esto se unen nuevas actividades como la piscifactoría o el turismo. Como curiosidad, cabe señalar que el momento más próspero de la historia de Saint Pierre y Miquelón fue la ley seca de Estados Unidos. Cuando el alcohol fue prohibido, los habitantes de las islas participaron activamente en el contrabando, importando vino, cerveza y whisky francés. El mismísimo Al-Capone, muy aficionado al contrabando, visitó las islas en 1927. Pero la derogación de la ley seca, devolvió a los isleños a la pesca. Hoy en día, el territorio es una "Colectividad de Ultramar", es decir, que pertenece a Francia pero goza de cierta autonomía. En verano se organiza un festival de cultura vasca, donde pueden observarse danzarines o haitzcolaris, y levantadores de piedras o harrijasotzailes. El juego de pelota vasca es muy popular. Hay que tener en cuenta que un tercio de la población desciende de vascos. La bandera de Saint Pierre y Miquelon incluye la ikurriña vasca. Además, el nombre de Miquelon procede del euskera Mikelune. En castellano, el nombre sería San Pedro y Miguelón. San Pedro es el patrón de los marineros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario